viernes, 23 de mayo de 2008




Se vio en el espejo y prohibió su deseo. Meses, reflexión. Miró su reflejo y se rió de su aspecto; divirtió a sus amigos y aprendió nuevos trucos. Meses, oportunidad. Estudió las posturas, consiguió un trabajo; entretuvo a personas de todas las clases. Meses, decepción. Se quedó sin empleo conservando su imagen; atrajo a los hombres, vivió bien por instantes.

2 comentarios:

manu dijo...

quiza un instante valga por toda una vida

ice dijo...

Tienes razón es mejor un minuto que te compense toda una vida que vivir una vida que se pueda resumir en un minuto. todo depende de como quieras vivirla. Gracias Manu