miércoles, 10 de junio de 2009

dulce...amargo


Cómo la vida misma,
cómo fue tu primer beso,
cómo fue el último


supe responder al primero
supe responder al último
nunca me negaré ese placer
a probarte
dulce....amargo


Después de tantos años
aún me emociona volverte a ver




.

2 comentarios:

corsario sin patente dijo...

Hay momentos en los que todo se entremezcla y confunde; momentos en los que amarga la dulzura y otros en los que dulcifica la amargura.

Bonito poema.

Luis Antonio dijo...

Y a mí me emociona esa ilusión que vence al tiempo que, por norma, acostumbra a suavizar pasiones y a "encenizar" los fuegos...

¡Qué dure!

Un cordial saludo